Publicidad:
La Coctelera

Consumidor consumido

No soy capaz de mantener dos blogs a la vez, no me da el tiempo. Por eso, he decidido quedarme con mi blog histórico y hablar de todo un poco, incluyendo los temas que tocaba en Consumidor Crónico.

He volcado todos los posts de Consumidor en jmarquez.com y allí han ido hasta con sus comentarios y categorías.

Si queréis seguir informados de cacharros, juguetes, aparatos y demás, os invito a pasaros por allí y suscribiros a cualquiera de los feeds disponibles.

¡Gracias!

TomTom One, el mejor

El mejor navegador GPS en relación calidad/precio. Ya lo sospechaba, pero hoy lo he confirmado, gracias al usuario más exigente que puede tener un aparato de estos: un taxista.

De toda la gama de TomTom, el One es sin duda el que más conviene. No sólo porque sea el más barato, sino porque tiene muy poco que envidiar a sus hermanos mayores. Rápidamente: la pantalla es pelín más pequeña, pero mantiene un tamaño suficiente. No tiene disco duro, pero no es necesario a no ser que quieras almacenar MP3 dentro. No sirve como manos libres Bluetooth ni tiene mando a distancia (a lo que no acabo de verle la utilidad).

A cambio, cuesta como mínimo 200€ menos y es mucho más manejable: menor tamaño, más fácil de llevar en un bolsillo al bajarse del coche, menor consumo.

Mi recomendador de esta mañana no paraba de hablar maravillas del aparato. La señal no la pierde casi nunca -como no sea en un túnel o en sitios sin visibilidad del cielo- y si lo hace, la recupera en cuestión de segundos. La exactitud es impresionante (dice que tiene un margen de error de apenas un par de metros) y las posibilidades de ampliación, también. Me contó que tenía otras tarjetas de memoria con mapas de rutas forestales e incluso de senderismo, bajadas de Internet, con las que usaba el receptor los fines de semana. "Me ha facilitado la vida", me aseguró.

Yo le creo.

Por 299€ se encuentra hasta en los Opencor. Y en mi adorado MediaMarkt, claro.

Amplificador Harman Kardon AVR 130

Hace un par de meses compré este precioso amplificador/receptor de audio y video de Harman Kardon. Siempre había querido tener algo de esta marca. De hecho, siemrpe había querido tener un buen equipo de sonido, para disfrutar de la música y no sólo del cine en casa.

Es muy normal que teniendo un equipo de "home cinema" el efecto envolvente sea espectacular y que un subwoofer nos de la sensación de que el salón se cae a trozos cada vez que en la pantalla hay un tiroteo, pero que a la hora de escuchar una sinfonía o un disco de Miles Davis, se quede corto. Porque en sonido la potencia no es igual calidad. No basta con que suene "alto" sino que tiene que sonar "claro".

Harman Kardon lleva años haciendo equipos de altísima fidelidad y, sin ser un Mark Levinson, consigue que la 9ª Sinfonía suene mucho mejor que cuando la estrenó Beethoven.

Este amplificador tiene además, la ventaja de ser de la gama "barata" de la casa HK. Y suena de maravilla.

Es un amplificador de 5.1 canales, con una potencia de 45W por canal y de 55W en modalidad estéreo. Decodifica Dolby Digital AC3, Pro Logic y DTS. Tiene conexiones para lo que se te ocurra e incluye un sintonizador FM y AM.

Yo lo he acompañado de un sistema de altavoces 5.1 de Infinity (será objeto de otra entrada) y siento como si le hubiese quitado una capa de polvo a mis discos. Me suenan a maravilla todos.

Ahora estoy a la búsqueda y captura de un reproductor de CD HiFi que le haga justicia a este bicho. Ya os contaré.

Nokia N95, de lo más deseado en 2007

Sin duda, porque yo que soy fan de la "agregación" de funcionalidades en los cacharros y de reducir la cantidad de aparatos que llevo en los bolsillos, sin sacrificar comodidad, lo estaré esperando.

El Nokia N95 lo tiene todo: móvil, GPS, WiFi, fotos, video y mp3. Y cada una de esas funcionalidades, con una calidad extraordinaria. Para muestra un botón: la cámara de fotos monta un objetivo Vario-Tessar fabricado por Carl Zeiss con una resolución de 5 megapíxels. Casi nada.

El GPS, por si a alguien se le ha pasado verlo en la lista de arriba, viene integrado. Y las funciones de PDA son las que ya integra la 3a edición de la Serie 60 de Symbian (muy buenas, por cierto).

Me encanta la apertura del teléfono. Si lo deslizas hacia arriba, se ven las teclas para llamar. Si lo deslizas hacia abajo, se muestran los controles de música.

Una pasada, vamos. Dicen que el año que viene estará a la venta. Adivinad quién va a intentar hacerse con uno...

Por cierto, Agus ha posteado un video donde se muestra el GPS en funcionamiento. El que relata no sabemos si es un robot...

Plantronics Pulsar™ 590A ¿Los cascos definitivos?

MUY intrigado y fascinado me tienen estos cascos de Plantronics. Básicamente porque parece que cumplen justo con lo que ando buscando hace un tiempo: unos cascos inalámbricos, no demasiado aparatosos, que se guarden bien, que tengan micro para usar con Skype y que pueda usarlos con el iPod.

Y no, no es que lo quiera todo... Es que lo normal es que uno tienda a buscar productos que satisfagan varias necesidades parecidas.

Lo mio es una necesidad de sonido, pero en tres ámbitos: escuchar música en el ordenador, hablar por teléfono y escuchar el iPod. Si para cada cosa tengo un casco o audífono especial, es un lio.

Los Pulsar 590A funcionan con bluetooth, por lo que además me permite usarlos como manos libres del móvil. Y, cosa genial, traen un adaptador que convierte cualquier reproductor de música, que tenga una salida de cascos de 3,5 mm (casi todos), en bluetooth.

No contentos con ello, los de Plantronics además agregan un adaptador para poder usarlos en el avión, como unos cascos normales (o con cualquier aparato si se te acaba la batería) y dos formas para poder recargarlos: una preciosa base de escritorio y un cable USB. Ah, y una funda de transporte (se pliegan para poder guardarlos con comodidad).

Es decir, sirven para usar Skype, el móvil, el iPod, escuchar las películas de avión y usarlos en el ordenador como cascos normales.

Tienen una autonomía de 12 horas de conversación por móvil y 10 horas de escucha de música estérero de alta fidelidad.

Tienen muy buena pinta y creo que voy a probarlos.

ACTUALIZACIÓN

Los he probado. Y los he devuelto. Tienen problemas de uso con Mac, no funcionan bien. El sonido no es bueno para música. Es decir, se oye bien, pero no para el precio que tienen. Le falta brillo, bajos potentes y volumen. Con el móvil van genial y con Skype en un PC, también. Pero por el precio (unos 140 EUR) es deseable que el sonido con música sea mucho mejor. Otra cosa: todo el mundo sabe qué estás escuchando, porque no están aislados en absoluto. En el tren puede que hasta te miren mal...

Leica M8 digital

Cuando me pasé del todo al mundo digital pensé -no sin cierto pesar- que estaba cerrando la puerta a la posibilidad de tener algún día, una de las obras maestras de Leica.

Las esperanzas han vuelto.

En la feria Photokina de este año, que se celebra hasta el domingo 01 de octubre, la mítica marca de cámaras y objetivos ha presentado la Leica M8. Una maravilla. Sin palabras.

Es exactamente igual que la serie de telemétricas M en analógico, con la excepción de la pantalla LCD en la parte de atrás. El resto, en cuanto a estética, es igual. Preciosamente igual.

Técnicamente, ofrece 10.3 megapíxels, ISO 165 hasta 2500, formato RAW no propietario (DNG) y JPG y soporte para tarjetas SD de hasta 4Gb.

Los objetivos, como siempre, con montura de bayoneta pero mejoradas para identificar la nueva línea de objetivos de codificación de 6bits.

Hablando de dinero... ahí las cosas se ponen difíciles: dicen que rondará los 4.000 EUR. Casi nada.

Más info, en Let's Go Digital

En la prensa...

Así es, ayer domingo 24 de septiembre, aparezco en un reportaje sobre consumo del suplemento dominical del ABC, XL Semanal. En la página 26, para más señas.

La foto que acompaña este post es la que aparece en la edición digital del reportaje, que os invito a leer.

Así que ya sabéis. Consumidor crónico es un "early adopter"

Bicicleta plegable

Más de alguno que me conoce se va a reir, pero soy valiente: sí, me he pensado más o menos seriamente comprar una bicicleta plegable. Me fascinan por dos motivos. Son una pequeña maravilla con sus sistemas de plegado y me parecen una solución tremendamente inteligente para los desplazamientos urbanos.

Para llegar hasta mi trabajo me voy en coche hasta el tren, hago 45 minutos de trayecto y me bajo en Madrid. Desde ahí tengo unos 20 minutos a pie hasta la oficina. En total, tardo más o menos una hora y cuarto. Creedme, esos 20 minutos andando los cambiaría encantado por unos 10 o menos en bicicleta. Sobre todo cuando tengo que hacerlos de regreso, al final de un día de trabajo.

La bicicleta plegable es un invento que a todos los que están mi situación nos viene de perlas. Pesan unos 10 kilos, se pliegan y no abultan más que una maleta de esas que puedes llevar en la cabina del avión. Fácilmente transportables en el tren, el maletero del coche o en un autobús. Cuando llegas a destino, se pliega otra vez en menos de un minuto y se puede subir y guardar en un armario. No me vais a decir que no es genial.

Por cierto, la de la foto es una Uri Bike, creada por el mítico Uri Geller, que ha pasado de doblar cucharas a doblar bicicletas.

Las hay de todos los tamaños, aplicaciones y precios. Desde ruedas realmente pequeñas (14 pulgadas) hasta mayores y pensadas para paseos más largos (20 y 22 pulgadas). Con ruedas de ciudad o para caminos de tierra. Hechas en aluminio, acero o incluso Kevlar. Y los precios van desde unos 280 euros hasta más de 1.000.

Yo las he visto en la ciudad (más de un ejecutivo en traje bajándose del tren) y en Internet:
http://www.labiciplegable.com/

http://www.supersport.es/

http://www.labiciurbana.com/